sábado, 21 de marzo de 2009

Mis condiciones de pago

MIS CONDICIONES DE PAGO
Este viejo archivo se llama así, tiene fecha de diciembre del 2003 y cuando lo escribí estaba hasta las manos de deudas. Algunos de los destinatarios de la carta tienen nombres ficcionales, otros no; por ejemplo, el doctor Rulli, que aumentaba intereses por cada rechazo amoroso. Pobre. Es terrible tener así roto el corazón. Lagrimeando sacaba la calculadora y decía, bueno, ahora la cuota va a ser de...
Le dedico este post a todos los amigos y lectores que están endeudados, para que vean que se sigue vivo. Es decir, esto lo escribí para divertirme yo en el 2003, estamos en el 2009, y acá estoy (mientras escribía esto, una voz grabada me informó que el estudio Mendieta y asociados tiene el encargo del servicio financiero del chino de la esquina de ...)

PREFACIO:
Querida María, a quien debo diez pesos, querido José, a quien debo cincuenta euros, querido Dr. Rulli, del Estudio Rulli y Asociados: no le entregaré mi bello y pálido cuerpo anémico por muchos punitorios que me ponga y olvídese de que los voy a pagar, no estoy enamorada de usted y que sea pobre, sensual y hermosa y tenga deudas no le da derecho a ser un chancho que tiene la porquería en la cabeza, vaya a pedirle plata a Dostoievski; como decía, querido Banco H., a quien debo ocho mil pesos, querido Consorcio de Viejas Brujas Contra Viudas y Huérfanos ( C.V.B.V.H), a quien debo mil pesos, querido... No puede ser ¿no le debo plata a nadie más?¿Nadie tiene una deuda para prestarme?

Queridos hermanos:
Dios sabe que lo que más quisiera es encontrar petróleo y pagarles a todos, así puedo pedirles de nuevo a los que les pedí y seguir sin pagarles a todos los que no les pago durante otros cinco años. Pero he excavado mucho y no encontré nada. Lo siento. Tal vez deba invertir en tecnología. Lo que se dice así, con los dedos, no encontré nada. Sin embargo, hay amplias posibilidades de que les pague muy pronto a todos, y las describo a continuación. Pero hasta tanto no se cumplan, hagan el favor de no molestar.

POSIBILIDAD NUMBER 1:
Que mi madre encuentre el cuadro de Monet que perdió. No se rían. Andrés y Diego saben bien de qué cuadro les hablo. Ése mismo, el de las flores. Las flores que plantaba mi tatarabuelo en el parque de Monet hasta que se pudrió de que el tipo le pagará con cuadritos y se vino a hacerse la América y los parques de la ciudad de La Plata, porque el gobierno de Dardo Rocha sí que pagaba bien y con eso podía pagar el internado de París de la Tïa María. Mientras vivió allí, María siguió viéndose con Monet, pero lo dejó por un hombre más joven, a pesar de lo cual el pintor le escribió cartas. El hombre más joven era un tipo bonito con bigotes que escribió un diario de la Primera Guerra Mundial. Al parecer, las cartas de Monet se perdieron y todo lo que tenemos es el diario del tío Víctor, que no se lo vendemos ni a Mongo. No importa, el cuadro puede aparecer en cualquier momento. En cuanto lo tenga, les pago. Y les presto algo.

POSIBILIDAD NUMERO DOS:
Que aparezca el libro Las Mil y Una Noches que mamá dice que se perdió en una mudanza. Es la primera edición americana completa, de la que hay solo dos ejemplares conocidos. Uno lo pinté yo con los crayones, mientras lo miraba entusiasmada a los cinco años (compréndanme, estaba lleno de gente desnuda, había que hacerles vestiditos). Yo creo que el libro no se perdió nada. Había un tipo que le vendía libros a mi papá que, a veces, venía cuando estaba yo sola y siempre traía un bolso grande y revolvía los libros y siempre se iba antes de que mamá llegara. ¡Qué raro! ¿no? Yo lo hacía pasar porque era lo que me enseñaron. Como no sabía hacer café, le daba yogúr. Un día no vino nunca más. Bueno, es pelado, mofletudo, con una campera negra, hace chistes malos todo el tiempo y se come todo lo que tiene delante. En 1978 debía tener treinta años. Le decían Roby. Si lo ven, avísenme y no le compren nada. Cuando venda el libro les pago. El libro lo heredó mi madre directamente del impresor de la imprenta de Córdoba, la primer imprenta del Virreinato, creo que el Virreinato no existía y ya estaba la imprenta, es más, Colón ni había llegado y ya estaba la imprenta. Mamá desciende directamente del abuelo de Colón, pero de Colón no tengo nada para vender.

POSIBILIDAD NÚMERO TRES.
Si me caso con el viejo magnate que me acosa en el Jardín Botánico... avívense... Todos los magnates viejos están en el Botánico. Siéntense con un libro y van a ver como aparece un magnate viejo que se queja de que se aburre y está solo y necesita cariño (dice guiñando los dos ojos) y no sabe qué hacer con tanto dinero, y se pone a enumerar todo el dinero que tiene y a continuación se queja de la humedad y el lumbago. No me digan que los magnates del botánico mienten porque habla muy mal de ustedes que sea el primer comentario que se les ocurra. Porque si lo primero que se les viene a la cabeza es que el magnate viejo miente ¿qué se les vendría a la cabeza si lo creyeran cierto? Me lo puedo imaginar. Soy mucho más buena y pura que todos ustedes, a pesar de lo cual me he quedado con dinero de todos y cada uno de ustedes, que se casarían con el primer/a arteriosclerótico/a adinerado/a que encontraran. Y como me han convencido, pienso hacer lo mismo. Así que cuando me case con el magnate del botánico, lo primero que voy a hacer es eutanasiarlo, y lo segundo es cobrar la herencia, pero no les voy a pagar inmediatamente. Con la herencia voy a comprar el castillo que el tatarabuelo de mi padre jugó a las cartas en Montecarlo. Eso contaba mi abuelo, que hubiera tenido un castillo sino fuera por ese viejo verde, que no sé por qué me lo imagino tal cual el magnate del Botánico. Cuando compre el castillo voy a cobrarles entrada a todos ustedes y después con eso les voy a pagar las deudas.
¿Ven? No hay por qué preocuparse. No tienen sólo una posibilidad de volver a ver su dinero, sino tres.
Así que confíen en mí. Con cariño. Paula
Publicar un comentario