martes, 17 de enero de 2012

DESENCADENADA

Pálida osadía
De la rosa abierta
Herida sin muerte
Por tan dulce flecha
Que vierte tan buena
Tan dulce violencia

Rosa que sola
Se estremece incierta
Corazón tan suave
Que añora su flecha

El licor más suave
El cazador más dulce
La noche embriagante

Y me visto de copa
Me visto de rosa
Me visto de ave