lunes, 13 de febrero de 2012

DESENCADENADA

I

No sé, hombre o dios
Cómo no irme entre tus brazos
Cómo no derretir entre las hojas
La abierta corola de la rosa

II

Porque alguna vez empuñé tu cetro
Y te coroné rey

III

Y tú que lees esto
Mira al dios ebrio
Lleva en sus manos una copa
De vino perfecto
Ruega que esta noche
La derrame en tu lecho